Liturgia

 LiturgiaGRUPO DE LITURGIA

El grupo de Liturgia está compuesto por el Párroco, personas consagradas y seglares. Se reúne dos veces al mes para tratar sobre la organización de las celebraciones litúrgicas y también en sesiones de formación.

En relación a las celebraciones litúrgicas se abordan los siguientes temas:

  • Organización de las celebraciones eucarísticas.
  • Elegir los lemas para los distintos tiempos litúrgicos.
  • Decoración del templo en los tiempos litúrgicos y en las fiestas especiales.
  • Distribución de tareas a realizar y coordinadas por algún miembro del grupo.
  • Asignar monitores para las distintas Eucaristías, en días festivos y laborables.

  MONITORES EN LAS EUCARISTÍAS. Los horarios de las Eucaristías que se   monitan son:

  • Domingos y festivos: 9:00, 11:00, 12:00, 13:30, 19:00 y 20:00 h.
  • Laborables: 19:00 y 20:00 h.

Mensualmente se hace un cuadro (se puede consultar en el tablón de la sacristía) para adjudicar los monitores a cada una de las misas y en cada uno de los días del mes. Se necesita ampliar el número de monitores. Se solicitan personas interesadas para monitar, tanto domingos como festivos y laborables, y particularmente jóvenes, cuya colaboración es muy necesaria en la Iglesia. Pueden acudir a la secretaría de la parroquia y tras una primera entrevista se organizarán sesiones de formación, para mejor realizar su labor.

TIEMPO LITÚRGICO: en 2014 se celebra el tiempo de Adviento desde el 30 de noviembre al 24 de diciembre. El 25 de diciembre empieza el tiempo litúrgico de Navidad.

AdvientoAdviento: es tiempo de gozo y esperanza para preparar la venida de Jesús. Los sacerdotes utilizan en sus vestiduras el color morado. Un símbolo propio de este tiempo es la “corona de adviento”; cada domingo se enciende una vela que nos aproxima al nacimiento de Jesús. En este tiempo la decoración del templo es austera. Litúrgicamente ni se reza ni se canta el Gloria; sí se canta el Aleluya antes de la proclamación del Evangelio.

Objetivo para el Adviento

Ser testigos de lo que esperamos: la venida del Señor que se hizo carne, la de cada día a nuestra vida y la prometida para el final de los tiempos.

En las oraciones pedimos al Señor el deseo de acercarnos a celebrar con buen ánimo el encuentro último con Cristo y de prepararnos con alegría a vivir el misterio del nacimiento de Jesucristo. También le pedimos saber sopesar los bienes de la tierra y a la vez amar los valores eternos.

Las lecturas nos invitan a prepararnos ante la venida del Señor, vivir con fortaleza y alegría, y ser agradecidos al Señor que viene a salvarnos.

Los salmos nos invitan a pedir al Señor la misericordia y la salvación para nosotros y a cantar su amor y alegrarnos por ello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *